Buscar
faith-buildersSi DONAS AHORA, harás que nuestra misión crezca de muchas formas más.
U$39,884 han sido donados por 267 campeones de la fe.
73% de $55,000 para   la misión

¿Quién te Condena? ¡Dios no!

Descubre Tu Santidad

¿Quién te condena?Jesús dijo que no nos condena, ni siquiera cuando pecamos. No es él quien nos juzga (ver Juan 12, 47-48). Tampoco el Padre. Sabemos esto porque Jesús nos dijo que conociéndolo a él también conocemos al Padre (Juan 14, 7) . Tampoco el Espíritu Santo nos condena. Somos amados profunda y plenamente, sin importar qué.

Quien nos juzga por nuestros pecados y ejecuta la condena es nuestro propio Yo, especialmente cuando pasamos los límites de nuestro cerebro terrenal y nuestra habilidad minúscula para comprender quién es realmente Dios y cómo es su verdadero carácter. Fuimos hechos a imagen de Dios. Ese es nuestro verdadero carácter, pero no podemos ser quien verdaderamente somos. Fracasamos de mil maneras todos los días, pero sólo porque no nos conocemos lo suficientemente bien, cosa que sucede porque no conocemos bien a Dios y no pasamos el tiempo suficiente contemplando que fuimos hechos a su imagen.

Cuando Dios Padre nos creó, diseñándonos y dándonos vida en el vientre de nuestra madre, no hizo algo diferente de sí mismo. Nos dio su propia vida, su ADN espiritual. Pero, debido a la corrupción del mundo al cual nos envió, descripto por la doctrina del Pecado Original de Adán y Eva, no pasó mucho tiempo después de nuestro nacimiento, que comenzamos a vivir de forma contraria a quienes verdaderamente somos como hijos de Dios.

Por el bautismo, Dios nos adopta nuevamente en su Paternidad y Jesus nos da su gracia salvadora, que obtuvo para nosotros al llevar nuestro pecados consigo hasta la cruz y matando nuestras tendencias pecaminosas allí. Y el Espíritu Santo es absorbido por nuestro espíritu para que podamos vivir vidas poderosas, capaces de ser quien realmente somos, haciendo lo que los verdaderos hijos de Dios pueden hacer.

Jesús dijo que si creíamos en él — es decir, si abrazamos y confiamos en su verdadero carácter (más que en nuestras ideas limitadas y a menudo erróneas de quién es él, las cuales se basan en la mirada corrupta del mundo sobre él) — haremos las mismas obras que él hizo cuando caminó por esta tierra en su cuerpo humano e incluso obras mayores (Juan 14, 14). ¡Por supuesto que sí! Porque ahora somos su cuerpo en la tierra.

No obstante es obvio que no sabemos quién somos realmente y no sabemos quién es Dios realmente, porque no estamos haciendo las obras que él hizo ni las obras más grandes que él desea que logremos mediante un cuerpo de creyentes en todo el mundo. En la medida en que hacemos algo de lo que él hizo y algo de lo que quiere lograr en el mundo, podemos regocijarnos de que somos más nosotros mismos de lo que solíamos ser.

Entonces, ¿quién nos juzga y condena cuando pecamos? Nosotros: a la hora de nuestra muerte, cuando traspasamos los límites de nuestra vida terrena, de nuestros cerebros terrenales y de nuestra comprención terrena y parcialmente corrupta. En nuestro paso de las limitaciones a el reino ilimitado de Dios, veremos y comprenderemos a Dios plenamente y sabremos, con plenitud, quiénes somos realmente y seremos capaces de juzgar cómo hemos vivido según nuestro verdadero carácter. Condenaremos todo lo que hicimos que no fue acorde a nuestro verdadero Yo.

Esto es lo que llamamos “purgatorio”. Al juzgar el horror de ser alguien diferente a nuestropo verdadero Yo, sufrimos y, simultáneamente, nos regocijamos porque ahora somos completamente libres de ser quienes verdaderamente somos. Somos purificados de todas las ilusiones, comprensiones equivocadas, falsas ideas, malas programaciones terrenas y tentaciones demoníacas de ser y hacer aquello para lo que Dios no nos creó. Estamos llenos del gozo que está en nuestro carácter en nuestro verdadero Yo.

Usemos este día y el resto de nuestras vidas terrenales para descubrir más y más verdades sobre quién es Dios realmente y cómo es su carácter, contemplando cómo somos nosotros y cómo es, verdaderamente, nuestro carácter.

Es mucho más fácil resistir la tentación y vencer las tendencias pecaminosas si aceptamos quiénes somos realmente. En Cristo ya no somos más pecadores. El Bautismo nos devolvió nuestro carácter de santidad. El día que, conscientemente, aceptamos a Cristo como nuestro Salvador, renacimos a la santidad que Dios nos dio. Ahora, al pedirle humildemente al Espíritu Santo que nos renueve cada día, el Espíritu de Dios nos capacita para vivir la santidad más y más plenamente con cada día que pasa.

Podemos medir nuestro progreso viendo cuánta diferencia está haciendo Jesús en nuestro mundo a través de nosotros — incluyendo los eventos sobrenaturales.

Oremos:

Dios Padre, ayúdame a conocerte como el Padre Perfecto que Eres, mucho mejor que cualquier otro ejemplo terrenal de paternidad que yo haya visto. Ayúdame a verme a mí mismo como tu amado hijo/hija, atesorado por Ti, abrazado por Tí

Señor Jesús, Tú eres mi Salvador. Gracias por cargar con mis pecados sobre Ti mismo en la cruz. Tú eres mi Buen Pastor guiándome hacia el Cielo, llevándome hasta Nuestro Padre, incluso ahora mismo, y dándome Tu Santo Espíritu. Creo en Ti; ayúdame en mi incredulidad. Confío en Ti; ayúdame con mi falta de confianza.

Espíritu Santo, renuévame. Ayúdame a ser quien Dios Padre pensó que fuera. Tú tienes mi permiso para cambiarme. Enséñame hoy más sobre quién soy verdaderamente como amado hijo de Dios y seguidor de Cristo. Reactiva en mí los dones de Tu Espíritu, los carismas de la verdadera fe. Cambia al mundo a través de mí, comenzando, incluso, con las acciones más pequeñas en este, mi día hoy.

¡Amén!

© 2017 por Terry A. Modica

PDF GRATUITAUsted puede imprimir esta página para su uso personal.

Para su uso en parroquias, retiros u otros ministerios, por favor encárguelo en publicación profesional a Catholic Digital Resources. ¡Gracias!
Para obtener el documento con Licencia Individual, por favor envíe este acuerdo del contrato de derecho de autor:
Su nombre completo (Nombre y Apellido):
Su direcci ón de correo electrónico:
Marque este casillero para informar que esto es para uso personal únicamente
     y que no lo subirá a internet o lo copiará para su distribución a terceros .

Después que su solicitud sea revisada, recibirá una copia por correo electrónico dentro de las 48 hrs. La información incompleta anula este contrato.
donarGood News Ministries provee a individuos, sin costo alguno, material para la edificación de la fe en las páginas gnm.org y wordbytes.org, aunque las donaciones son las que mantienen a este ministerio funcionando y creciendo.

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2019
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries gnm.org

Good News Ministries de Tampa Bay es un ministerio católico de formación de la fe adulta y evangelización en la Diócesis de St. Petersburg en Florida. Ofrecemos eventos en idioma inglés tales como seminarios, retiros, cursos y misiones parroquiales y las traducimos al castellano cuando es posible. Nuestros oradores para la educación católica de adultos se especializan en la enseñanza de documentos de la Iglesia, estudios bíblicos, la Vocación al Matrimonio y la oración. Nuestros servicios incluyen las Reflexiones de las Buenas Nuevas diarias sobre las lecturas de la Misa Católica, artículos online ("PalabrasVivas") sobre la Fe Católica y mucho más. Como una organización caritativa sin fines de lucro, GNM no cobra ninguna tarifa pero acepta donaciones para continuar su ministerio. Catholic Digital Resources es una compañía editora de Terry Modica donde todo lo que es gratis para el uso individual en este sitio, puede estar disponible para distribución pública; el sitio está en inglés pero todo lo que está a la venta, está o puede estar disponible en castellano. Good News Ministries de Tampa Bay, Inc., es una agencia de oportunidades igualitaria, nunca discriminamos en base a edad, etnia, género, nacionalidad, discapacidad, raza, talla, religión, orientación sexual o entorno socioeconómico, más allá de lo que permite la ley.