Ofrenda De Sacrificio

Cómo aprendimos a superar nuestros miedos:

Testimonio dado por Ralph y Terry Modica en Misas Parroquiales en 1996

Terry & Ralph Modica in 1995

Ralph: Los caminos de Dios no son nuestros caminos. Los pensamientos de Dios son más elevados que los nuestros. Estamos aquí para compartir con ustedes nuestro camino, aprendiendo de Dios sobre la Ofrenda de Sacrificio.

Terry: En 1975, cuando estábamos recién casados, no sabíamos que Dios se preocupaba de nuestras necesidades diarias. Pero, entonces, leímos Mateo 6, 25-26:

“No se preocupen por sus vidas…
Miren los pájaros en el aire…
Su Padre del cielo los alimenta.
¿No son ustedes más valiosos que ellos?”

Comenzamos a aprender: “No se asusten, no se preocupen por el mañana, Dios conoce nuestras necesidades y se ocupará de nosotros.”

Ralph: Durante mucho tiempo nos preocupamos por nuestras finanzas, pero toda esa preocupación no mejoró nada. No creíamos realmente que si manejábamos las cosas a la manera de Dios, él se ocuparía de nosotros. Cuanto más tratábamos de hacer las cosas a nuestra manera, peor iba nuestra situación económica. ¡Estábamos constantemente quebrados! Escuchábamos charlas sobre Ofrendas de Sacrificio y diezmo (dar 10% del total del ingreso), pero estábamos seguros que NO podríamos dar más de 1 dólar a la semana.

Servimos de otras formas; nos convertimos en lectores, Ministros de la Eucaristía, líderes de grupos de oración, miembros de equipos para preparación matrimonial, trabajadores de ferias e, incluso, yo canté: ¡BINGO!

Entonces escuchamos decir a alguien “Si realmente deseas saber a quién o a qué amas y sirves, mira tu chequera.” Mi respuesta: “¡Por supuesto que quiero saber! ¡¿Qué clase de pregunta es esa?! Y cuando miramos, nos dimos cuenta que servíamos a muchos dioses extraños, con nombres extraños como: VISA, MASTERCARD y a una especie de militar llamado General Motors.

Terry: No obstante, Mateo 6, 24 dice: “No puedes servir a Dios y al dinero al mismo tiempo.” Las estadísticas muestran dónde radica realmente el problema:

  • 80% de nuestro tiempo despiertos está enfocado en el dinero: ganarlo, gastarlo, pensando en él, preocupándonos por él. ¡Imagina si pasásemos ese tiempo pensando en Dios!
  • 90% de los problemas familiares están enraizados en el dinero.
  • 80% de los divorcios están enraizados en el mal manejo del dinero.
  • 70% de las enfermedades son por problemas emocionales, la mayoría de las cuales son por agotamiento por preocupaciones económicas.

Decidimos trasladar nuestro enfoque desde el dinero A DIOS. Eso significó decidir no preocuparse por el mañana y confiar en Dios. Tuvimos una oportunidad de probar la sabiduría de Dios, cuando nos preparamos para mudarnos desde Tampa a N.J. en 1979. En lugar de vender uno de nuestros autos, valuado en $200 (lo que era MUCHO dinero entonces, y necesitábamos cada centavo), se lo dimos a un hombre que necesitaba un auto para obtener un empleo. Pronto vendimos nuestra casa en $ 2000 más de lo que esperábamos. ¡Eso es un incremento de 10 a 1!

Ralph: La escritura dice que cuando somos generosos, Dios nos devuelve la generosidad 10 o 100 veces. Creemos que Dios nos regresó nuestra generosidad con el auto 10 veces.

¡Yo creí que habíamos encontrado una gran forma de cambiar $10 en $100! Pero esto no es un programa para “ser-ricos-pronto”. Dios no trabaja de esa forma. Lo que él desea para nosotros es que nos demos cuenta que él está a cargo, no nosotros. Sus formas de trabajar son mejores que las nuestras – deberíamos confiar en él en lugar de estar asustados y preocupados por mañana. él es el proveedor, no yo.

El principio fundamental para la ofrenda es este: Dios es el propietario de todo – todo lo que tenemos él nos lo ha dado, incluyendo nuestros talentos que nos han ayudado a obtener nuestros empleos. Somos administradores de los dones de Dios. Aún si somos despedidos, Dios nos cuidará. Me lo demostró en mis propias circunstancias difíciles, durante la última reducción de personal donde trabajé. Tres veces estuve en la lista de personas para ser despedidas y tres veces fui quitado de la lista.

Terry: Aprendimos que todo lo que tenemos son dones que Dios nos ha dado para que podamos ayudar a otros. Somos distribuidores de la gracia de Dios para ayudar a otros.

Mirando nuestra chequera, vimos qué poco de nuestro dinero lo habíamos dado a la Iglesia y a otras obras de caridad. Ya que habíamos estado dando más de nuestros talentos y tiempo a la Iglesia, creímos que significaba que estábamos bien con Dios, pero estábamos aferrados a nuestro dinero, porque teníamos miedo…miedo de NO poder dar más que un dólar o dos por semana. No obstante aprendí algo de San Juan de la Cruz:

“Hace poca diferencia si un pájaro está atado por una hebra delgada o por una soga. Pues aún si está atado por una hebra, el ave estará impedida de volar, tan seguro como si estuviera atado con una soga – es decir, estará impedido de volar mientras no rompa la hebra. Esta es la carga de un hombre que está atado a algo; sin importar cuánta virtud tenga, no alcanzará la libertad de la unión divina.”

Ralph y yo estábamos atados a nuestro dinero. Estábamos atados por nuestros temores de que no pudiéramos ser más generosos.

Ralph: La forma en que usamos nuestros dones demuestra cuánto confiamos en Dios y cuánto creemos realmente que él es la fuente de todo lo bueno.

Dios estaba desafiándonos a crecer en la confianza en él. Pero ¿estábamos nosotros, deseosos de probar que creíamos en Dios y confiábamos en Él? ¿Estábamos deseosos de probar que, para nosotros, Dios era más importante que cualquier otra cosa que pudiéramos hacer con dinero? Hemos escuchado que no debemos poner a prueba a Dios, pero hay un lugar en la Escritura en que se nos dice que debemos poner a prueba a Dios. Tiene que ver con el dinero: Dar a Dios, basados en lo que él nos ha dado a nosotros.

En Malaquías 3,10 Dios nos manda “Tráiganme todo el diezmo. Pruébenme en esto, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo tantas bendiciones sobre ustedes, que no podrán contenerlas.”

¡Eso parece un buen trato!

Terry: Decidimos probarlo. Hicimos el compromiso de apartar cierto porcentaje de nuestros ingresos. Para hacerlo una disciplina constante, dimos ese monto cada semana y comenzamos a usar los sobres de la Iglesia. Dimos mitad a la Iglesia y mitad a otras organizaciones de caridad. Redactamos estos cheques antes de pagar nuestras cuentas. Nuestro objetivo era dar el 10% que Dios nos pide en la Biblia, pero aún teníamos un poco de miedo de que no pudiéramos afrontarlo, por lo tanto comenzamos con poco y lo fuimos incrementando en pocos meses.

Creer en Dios y confiar en él significa estar dispuestos a hacer sacrificios, porque demuestra que nuestra confianza está puesta más en él que en nuestra forma de hacer las cosas. Dado que nuestras prioridades habían estado equivocadas y necesitábamos crecer en la confianza en Dios, necesitábamos aprender a dar hasta que doliera. Cuando ese monto ya no dolía, dábamos más.

Ralph: Hemos estado dando, como mínimo, el 10% durante los últimos años (y nunca nos detuvimos). Aprendimos que Dios nunca nos abandonó, nunca permitió que estuviéramos hambrientos, nunca permitió que dejáramos sin pagar alguna de nuestras facturas, aunque vivíamos de un cheque a otro, y, hasta hace poco, nunca nos sobraba nada, como para abrir una cuenta de ahorros. No somos ricos según los estándares del mundo (ni necesitamos serlo), pero somos ricos de muchas formas que no habíamos sido antes:

  • Dios nos ha dado un hermoso matrimonio.
  • Nos ha bendecido con dos hijos, que ahora son adolescentes, los que son verdaderos tesoros. Nos sorprenden cuán considerados y cariñosos que son.
  • Ambos disfrutamos teniendo trabajo valioso, que necesita de los talentos que Dios nos ha dado, con gran satisfacción.
  • Dios nos ha dado una abundancia de hermanos y hermanas en el Señor, que son nuestra comunidad, que nos aman, se preocupan por nosotros y nos alientan.

Estas son bendiciones que ningún dinero puede comprar. También tenemos paz en nuestro interior, sabiendo que Dios realmente se preocupa por nosotros y que es el proveedor de la familia, no yo.

Y, de paso, todas nuestras necesidades económicas fueron satisfechas más de lo que era necesario.

Terry: Nuestros niños han aprendido mucho sobre la confianza en Dios, por los ejemplos que les dimos al poner a Dios en primer lugar.. (Por ejemplo, nuestro hijo David, de 15 años, aún pone su propio dinero en la colecta.) Necesitamos preguntarnos qué están aprendiendo nuestros hijos según la forma en que damos o dejamos de dar.

Ralph: Quisiéramos dejarles un mensaje de Buenas Nuevas: su Padre Dios ama a todos y a cada uno de ustedes mucho, mucho más de lo que podemos imaginar. No teman ni se preocupen por lo que van a comer, beber o usar, porque su Padre del Cielo sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. Elijan fijar su corazón en servir a Dios primero y todas estas otras cosas les serán dadas también. Elijan a quién deben servir.

Que nuestro Padre los bendiga a cada uno de ustedes abundantemente.

© 1996 por Terry y Ralph Modica

La historia de Nancy: Una de las personas que escuchó este testimonio fue Nancy (Gardner) Viola quien, más tarde, se unió a Good News Ministries y se convirtió en uno de los miembros principales del equipo. Aquí está su historia sobre cómo afectó su vida, según lo explicó a la congregación de su parroquia, durante una reunión de administración en 2003. Ve a Probando a Dios con mis finanzas”.

Próximo Paso: Practica la ofrenda de sacrificio en Good News Ministries. Harás un impacto cambiando al mundo al llevar la luz de Cristo a la oscuridad del mundo de hoy, renovando la Iglesia, persona por persona, reactivando la fe de los Católicos. Por favor, haz una donación ahora.

PDF GRATUITAUsted puede imprimir esta página para su uso personal.

Para su uso en parroquias, retiros u otros ministerios,por favor encárguelo en publicación profesional a Catholic Digital Resources. ¡Gracias!
Para obtener el documento con Licencia Individual, por favor envíe este acuerdo del contrato de derecho de autor:
Su nombre completo (Nombre y Apellido):
Su direcci ón de correo electrónico:
Marque este casillero para informar que esto es para uso personal únicamente
     y que no lo subirá a internet o lo copiará para su distribución a terceros .

Después que su solicitud sea revisada, recibirá una copia por correo electrónico dentro de las 48 hrs. La información incompleta anula este contrato.
donarGood News Ministries provee a individuos, sin costo alguno, material para la edificación de la fe en las páginas gnm.org y wordbytes.org, aunque las donaciones son las que mantienen a este ministerio funcionando y creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2018
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries gnm.org

Good News Ministries de Tampa Bay es un ministerio católico de formación de la fe adulta y evangelización en la Diócesis de St. Petersburg en Florida. Ofrecemos eventos en idioma inglés tales como seminarios, retiros, cursos y misiones parroquiales y las traducimos al castellano cuando es posible. Nuestros oradores para la educación católica de adultos se especializan en la enseñanza de documentos de la Iglesia, estudios bíblicos, la Vocación al Matrimonio y la oración. Nuestros servicios incluyen las Reflexiones de las Buenas Nuevas diarias sobre las lecturas de la Misa Católica, artículos online ("PalabrasVivas") sobre la Fe Católica y mucho más. Como una organización caritativa sin fines de lucro, GNM no cobra ninguna tarifa pero acepta donaciones para continuar su ministerio. Catholic Digital Resources es una compañía editora de Terry Modica donde todo lo que es gratis para el uso individual en este sitio, puede estar disponible para distribución pública; el sitio está en inglés pero todo lo que está a la venta, está o puede estar disponible en castellano. Good News Ministries de Tampa Bay, Inc., es una agencia de oportunidades igualitaria, nunca discriminamos en base a edad, etnia, género, nacionalidad, discapacidad, raza, talla, religión, orientación sexual o entorno socioeconómico, más allá de lo que permite la ley.