Buscar
faith-buildersSi DONAS AHORA, harás que nuestra misión crezca de muchas formas más.
U$39,884 han sido donados por 267 campeones de la fe.
73% de $55,000 para   la misión

La Luz de Cristo Revelada
en el Óxido y las Gotas de Rocío

Saint Francis of Assisi

Una mañana, observé unas gotas de rocío que reflejaban el brillo del sol en las vigas de acero de mi terraza. Me recordaron los hermosos tesoros de Dios, las piedras preciosas que Él nos da a cada uno. Pero junto a ellas, había clavos oxidados que sujetaban las vigas de acero. No los había notado antes. El sol daba su luz  sobre ellos en el ángulo justo para captar mi atención.

No había notado antes este óxido. El sol brillaba sobre él en el ángulo correcto para captar mi atención. ¡Qué contraste!

¡Las gotas de rocío estaban brillando ante el mismo sol que llamaba mi atención sobre la herrumbre! Entonces Dios compartió conmigo la enseñanza de que la luz de Cristo, que revela los dones y bendiciones de Dios, es la misma luz que expone los pecados, los problemas y la fealdad de nuestras vidas. Puesto que todo es revelado por la misma Luz, todo es una bendición – incluso ver la fealdad ¡es bueno!

Si no fuera porque Dios derrama su luz sobre todo, nunca notaríamos que estamos pecando y necesitamos arrepentirnos. No nos daríamos cuenta de que estamos sucumbiendo a un pensamiento poco saludable, ni de la necesidad de hacer cambios en nuestras vidas.

dew drops and rust

Pero, le pregunté a Dios, ¿qué pasa con aquellas personas que se niegan a cambiar o arrepentirse? Siempre estás derramando tu luz sobre la herrumbre, así que ¿por qué no todos aprovechan esta oportunidad para mejorar sus vidas?

Él respondió, que estas personas están viviendo en un mundo de ensueño de su propia creación. No están mirando la vida con los ojos abiertos. No ven lo que la Luz de Dios está revelando porque están durmiendo. Piensa en cualquier sueño reciente que hayas tenido. En este mundo de sueños, podemos ver lo que está pasando, así que parece que todo está iluminado por la luz del día. Pero lo que sucede y lo que vemos en el sueño no es más que nuestra imaginación. En verdad, nada es real. Parece que estamos caminando en el suelo, pero de hecho estamos en una ilusión. Parece que estamos hablando con otras personas, pero de hecho estamos hablando a varias partes de nuestro ser interior. Parece que estamos haciendo actividades reales, pero en realidad no se logra nada. En el momento en que despertamos, el mundo de los sueños deja de existir. Nada de eso queda, sino un vago recuerdo.

Cuando las personas eligen vivir en su mundo de ensueño, porque en algún momento de su vida llegaron a creer que la realidad era demasiado dolorosa, demasiado oscura, no ven ni el óxido que Dios está revelando ni las bendiciones que Él ofrece. ¡Dios es el mejor antioxidante! Él es muy capaz  y desea ansiosamente ayudarnos a limpiar la herrumbre antes de que los clavos se deterioren completamente. Además, Él quiere mostrarnos las incontables gotas de rocío de diamantes de nuestras bendiciones.

Por lo tanto, necesitamos orar para que los soñadores dormidos sean sacudidos tan completamente, que Dios consiga su atención antes de que regresen a la cama. Algunas personas necesitan grandes choques, como terremotos, para poder ser despiertos de su sueño. Y nosotros, que ya estamos despiertos, debemos hacer todo lo posible por permanecer alerta y vivos en el mundo real.

© 2000 por Terry A. Modica

PDF GRATUITAUsted puede imprimir esta página para su uso personal.

Para su uso en parroquias, retiros u otros ministerios, por favor encárguelo en publicación profesional a Catholic Digital Resources. ¡Gracias!
Para obtener el documento con Licencia Individual, por favor envíe este acuerdo del contrato de derecho de autor:
Su nombre completo (Nombre y Apellido):
Su direcci ón de correo electrónico:
Marque este casillero para informar que esto es para uso personal únicamente
     y que no lo subirá a internet o lo copiará para su distribución a terceros .

Después que su solicitud sea revisada, recibirá una copia por correo electrónico dentro de las 48 hrs. La información incompleta anula este contrato.
donarGood News Ministries provee a individuos, sin costo alguno, material para la edificación de la fe en las páginas gnm.org y wordbytes.org, aunque las donaciones son las que mantienen a este ministerio funcionando y creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2019
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries gnm.org

Good News Ministries de Tampa Bay es un ministerio católico de formación de la fe adulta y evangelización en la Diócesis de St. Petersburg en Florida. Ofrecemos eventos en idioma inglés tales como seminarios, retiros, cursos y misiones parroquiales y las traducimos al castellano cuando es posible. Nuestros oradores para la educación católica de adultos se especializan en la enseñanza de documentos de la Iglesia, estudios bíblicos, la Vocación al Matrimonio y la oración. Nuestros servicios incluyen las Reflexiones de las Buenas Nuevas diarias sobre las lecturas de la Misa Católica, artículos online ("PalabrasVivas") sobre la Fe Católica y mucho más. Como una organización caritativa sin fines de lucro, GNM no cobra ninguna tarifa pero acepta donaciones para continuar su ministerio. Catholic Digital Resources es una compañía editora de Terry Modica donde todo lo que es gratis para el uso individual en este sitio, puede estar disponible para distribución pública; el sitio está en inglés pero todo lo que está a la venta, está o puede estar disponible en castellano. Good News Ministries de Tampa Bay, Inc., es una agencia de oportunidades igualitaria, nunca discriminamos en base a edad, etnia, género, nacionalidad, discapacidad, raza, talla, religión, orientación sexual o entorno socioeconómico, más allá de lo que permite la ley.