Buscar
faith-buildersSi DONAS AHORA, harás que nuestra misión crezca de muchas formas más.
U$39,884 han sido donados por 267 campeones de la fe.
73% de $55,000 para   la misión

Un análisis franco sobre
qué está yendo mal en nuestro mundo

Los efectos del relativismo moral

Un análisis franco sobre lo que está yendo mal en nuestro mundo

Vivimos en una época en que parece más extraño e incómodo tomar literalmente y sinceramente el llamado a “hacer todo lo que el Señor nos ha dicho”. Somos como los israelitas en Éxodo 24, 3-8. Queremos ser buenos y fieles hijos de Dios y tenemos la intención de obedecer sus mandamientos, pero nosotros (buenos católicos, así como católicos inactivos y otros cristianos) caemos fácilmente en las trampas del relativismo moral.

El relativismo moral se ha trastornado. Bueno, siempre ha sido repugnante, pero últimamente ha empeorado mucho, ustedes saben a qué me refiero. Pueden ver los temas “calientes” que la gente está discutiendo. Hace diez años, no podíamos imaginar que nuestras sociedades llegarían a donde están hoy en la comprensión de lo que es bueno y lo que es malo.

El relativismo moral es la idea de que podemos decidir por nosotros mismos lo que es moral y lo que no lo es y todos los demás pueden decidir por sí mismos también. Por lo tanto, lo que es inmoral para mí puede ser moral para otra persona y viceversa. Y eso significa que no hay nada absoluto en la moralidad (ni, por lo tanto, en ninguna otra ley o creencia religiosa o valores sociales). Todos los caminos conducen al cielo, por así decirlo, incluyendo los caminos que una vez fueron considerados un camino en la dirección opuesta.

En la medida en que hayamos decidido por nosotros mismos lo que es bueno y lo que es malo, esto es idolatría. Nos convertimos en “dioses” formando nuestras propias reglas sobre el bien y el mal. Por ejemplo, una adolescente decide tener relaciones sexuales antes del matrimonio, eligiendo creer la glorificación que los medios de comunicación hacen del sexo, que dice que hay algo mal en tu romance si no tienes relaciones sexuales mientras estás saliendo con alguien. Vaya, eso fue hace unos años. Ahora los programas de televisión y las películas están vendiendo la idea de que es correcto, bueno y deseable tener relaciones sexuales en la primera cita. Y entonces ella queda embarazada y, por conveniencia, elige creer que abortar al niño es una buena opción.

Evidentemente, estamos viviendo en una época en la que se considera ampliamente adecuado elegir nosotros mismos qué etiquetar como “bueno” y qué etiquetar como “malo”. ¡Recuerden quién fue el primer ser creado en probar eso! De hecho, el satanismo se ha convertido en una religión, que enseña que lo que es malo es realmente bueno y los satanistas, activamente pero en silencio, idean estrategias para hacer creer a los demás que lo que es bueno (como las enseñanzas cristianas) es realmente malo.

Pero no quiero hablar de adoradores del diablo. No tenemos que mirar más allá de nuestra iglesia para encontrar gente – ¡gente verdaderamente buena! – que creen que está bien elegir si están o no de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Esto no es nada nuevo. De hecho, todos lo hacemos hasta cierto punto pero, como digo a menudo, cuando no estamos de acuerdo con una enseñanza de la Iglesia, es sólo porque no hemos leído los documentos oficiales de la Iglesia sobre este tema. Hemos tomado ciertas porciones fuera de contexto y aceptado la desinformación y el malentendido sobre el tema y no nos hemos molestado en tomar el tiempo necesario para descubrir cómo está realmente está promoviendo el amor.

Esa es la pregunta que llega a la verdad de este asunto: la verdad absoluta e inmutable. Piense en cualquier enseñanza de la Iglesia que esté siendo debatida acaloradamente y pídale al Espíritu Santo que te revele cómo promover el amor. Haz esta pregunta mientras lees los documentos oficiales que lo explican. ¡Todo está fácilmente disponible ahora a través de Internet! No hay excusa válida para no estudiar cómo y por qué el AMOR es el tema de fondo de toda enseñanza de la Iglesia acerca de la fe y la moral: amar a Dios más plenamente, amar a los demás más profundamente y amarnos a nosotros mismos de una manera más sana y santa.

Es increíble cómo rara vez las personas se dan cuenta de esto o pasan tiempo estudiándolo, o eligen la humildad para estar abiertos a aprender más sobre él. Últimamente, me ha sorprendido el número de buenos católicos que incluso se enojan con aquellos de nosotros que estamos de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia – especialmente en los temas muy debatidos que escuchamos tanto hoy.

Esta es una de las consecuencias de que el relativismo moral se vuelva loco. Donde solían ser solo  “cafés”  tranquilos en que los católicos elegían por sí mismos qué enseñanzas ignorar por su propia conveniencia, se ha convertido en una cólera absoluta hacia cualquier persona en la Iglesia que enseña algo que no quieren creer. El grito implícito dentro de su ira es: “¿Cómo te atreves a decirme que tengo que cambiar de opinión y creer que he estado pecando (o que un ser querido está pecando)?”

El enojo proviene, en parte, de un conflicto interno: “No puedo cambiar esta situación, entonces para ser amado tengo que acogerlo como correcto y bueno, pero algo profundo en mi conciencia [el Espíritu Santo] sabe que es no correcto ni bueno.” Es una ira que a veces me ha sido dirigida cuando escribo sobre negarme a aprobar “abortos o actividades homosexuales o parejas que viven juntas fuera de la gracia sagrada del matrimonio sacramental.”

Encuesta: sólo el 50 por ciento de los católicos cree que el aborto está mal comparado con los dos tercios de Protestantes Evangélicos. Razón: los católicos se han convertido en menos religiosos.

Excavando más profundamente, he descubierto que la incredulidad vehemente en las enseñanzas de la Iglesia se basa en la ira hacia los obispos o “jerarquía de la Iglesia.” ¿Por qué? Porque los obispos han sido llamados por Dios para enseñar la verdad; se supone que deben proteger la verdad; que son la autoridad docente de la Iglesia. Trágicamente, algunos de ellos nos traicionaron permitiendo que la inmoralidad quedara impune en algunos sacerdotes. Muchos buenos católicos tienen una cólera eterna por el manejo insuficiente de los escándalos sexuales y los pecados de los obispos ha hecho que se pierda el respeto por su autoridad docente.

Ten en cuenta también la falta de respeto de la gente hacia una jerarquía que, en muchos casos, trata a los fieles laicos como miembros de segunda clase de la Iglesia. Demasiados clérigos tratan de controlar a sus feligreses en lugar de colaborar con ellos. De hecho, esta es la raíz, en términos generales, del deseo de algunas mujeres de convertirse en sacerdotes. Viene de la idea de que el sacerdocio es una posición “superior” y, por lo tanto, parece que las mujeres no son valoradas por la Iglesia, comparando la igualdad con la oportunidad de ser ordenados sacerdotes. En verdad, sin embargo, los sacerdotes son – como Jesús ejemplificó – siervos. ¡La posición más baja!

Como mujer, estoy practicando mi sacerdocio todos los días. No tengo ningún deseo de ser un sacerdote ordenado, porque he reconocido y perseguido mi propio llamado para dirigir un ministerio. Mi papel como Director Ejecutivo de Good News Ministries ha sido potenciado por las enseñanzas de la Iglesia (para más información, lee el Decreto del Apostolado de los Laicos del Concilio Vaticano II).

“Aquel que quiera ganar el mundo para Cristo debe tener el coraje de entrar en conflicto con él.” ~ Beato Tito Brandsma (1881-1942). Festividad 26 de Julio

En esta posición “superior”, tengo la increíblemente importante responsabilidad de enseñar la verdad y estudiarla para asegurarme de entender lo que la autoridad docente de la Iglesia está diciendo realmente sobre cómo amar más plenamente. Y tengo la responsabilidad de mantenerme firme, no deseando comprometer la verdad. Hay un número creciente de personas que rechazan Good News Ministries debido a esto. He sido perseguida porque la gente simplemente no entiende que el amor es el tema de fondo y el propósito último de las enseñanzas de la Iglesia que no les gusta.

Un análisis franco sobre lo que está yendo mal en nuestro mundo

En Mateo 13: 24-30, Jesús habla de las malas hierbas sembradas por el enemigo. Su imagen de un campo de trigo infectado con malas hierbas es lo que nuestra Iglesia parece hoy. Las malas hierbas son las enseñanzas promulgadas por el relativismo moral. ¡Y mira cómo Jesús maneja el problema! En amorosa compasión por los cristianos cuyas creencias han sido infiltradas por el relativismo moral, impide el desarraigo de las malas hierbas, no sea que la gente buena se aleje de la Iglesia. Al final, cada uno de nosotros se enfrentará a Jesús en persona y enfrentaremos la verdad en toda su inmutabilidad y, finalmente – ¡al fin! – entenderemos. Nuestros rechazos de las enseñanzas de la Iglesia se convertirán a la aceptación plena (y estaremos agradecidos por el purgatorio para ayudarnos con eso).

Jesús nos está enseñando una lección importante en esta parábola. ¿Cómo vamos a manejar las malas hierbas? ¿Elegiremos ser como Jesús o explotar enojadamente y condenar a los que no están de acuerdo con la verdad? He visto demasiados cristianos comportarse divisivamente (en Facebook y en otros foros públicos) en lugar de producir crecimiento a partir de nuestro terreno común – y el crecimiento producido a partir de terreno común es la única manera de cambiar el mundo en aceptar el bien como el bien y la verdad como verdad.

© 2013 por Terry A. Modica


Por favor, comparte esta página con otros; utiliza los Íconos para compartir al tope de esta página.
Propiedad de Good News Ministries. Impreso para usuario único, uso personal exclusivo. Se requiere permiso para su distribución. Impreso de: http://www.gnm-es.org/preguntas-frecuentes/relativismo-moral/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2019
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries gnm.org

Good News Ministries de Tampa Bay es un ministerio católico de formación de la fe adulta y evangelización en la Diócesis de St. Petersburg en Florida. Ofrecemos eventos en idioma inglés tales como seminarios, retiros, cursos y misiones parroquiales y las traducimos al castellano cuando es posible. Nuestros oradores para la educación católica de adultos se especializan en la enseñanza de documentos de la Iglesia, estudios bíblicos, la Vocación al Matrimonio y la oración. Nuestros servicios incluyen las Reflexiones de las Buenas Nuevas diarias sobre las lecturas de la Misa Católica, artículos online ("PalabrasVivas") sobre la Fe Católica y mucho más. Como una organización caritativa sin fines de lucro, GNM no cobra ninguna tarifa pero acepta donaciones para continuar su ministerio. Catholic Digital Resources es una compañía editora de Terry Modica donde todo lo que es gratis para el uso individual en este sitio, puede estar disponible para distribución pública; el sitio está en inglés pero todo lo que está a la venta, está o puede estar disponible en castellano. Good News Ministries de Tampa Bay, Inc., es una agencia de oportunidades igualitaria, nunca discriminamos en base a edad, etnia, género, nacionalidad, discapacidad, raza, talla, religión, orientación sexual o entorno socioeconómico, más allá de lo que permite la ley.