Buscar
faith-buildersSi DONAS AHORA, harás que nuestra misión crezca de muchas formas más.
U$39,884 han sido donados por 267 campeones de la fe.
73% de $55,000 para   la misión

La Segunda Venida de Cristo:

¿Deberíamos creer las revelaciones modernas
que nos advierten sobre castigos inminentes?

Terry Modica

A menudo me piden mi opinión sobre los místicos modernos, locuciones internas y videntes, es decir, personas que dicen estar recibiendo mensajes de Jesús o de María. Las preguntas son, especialmente, sobre aquellos que advierten que los americanos pronto van a pagar por sus pecados o que el anti-Cristo está aquí o que pronto vendrá, o que queda poco tiempo y que se avecina un desastre para toda la sociedad o el mundo.

Mi respuesta no proviene de ninguna revelación sobrenatural o directa, sino del Catecismo de la Iglesia Católica, el estudio de las Escrituras (entendido como un todo, en lugar de sacar frases y citas fuera de contexto), del Papa San Juan Pablo el Grande, la psicología, la sociología y de la visión histórica de la Iglesia y la sociedad.

Yo no puedo decirte qué creer — no hay documentos oficiales de la Iglesia que hablen, específicamente, de estos mensajes modernos. El Magisterio de la Iglesia sólo establece que nuestra salvación no depende de nuevas revelaciones sino, solamente, de la revelación de Cristo 2.000 años atrás. La Iglesia advierte oficialmente que cualquier mensaje que contradiga las Escrituras, debe ser rechazado y que, incluso, cuando un vidente o receptor de locuciones internas revele mensajes que son teológicamente totalmente ortodoxos, por sí mismos, no son prueba de un acontecimiento sobrenatural.

Cuando la Iglesia investiga un caso, sólo puede llegar a una conclusión definitiva cuando el mensaje contradice las escrituras o el dogma ortodoxo. Si no hubiera contradicción aparente, los investigadores se tardan al dar la aprobación oficial hasta después que los mensajes cesan (lo cual suele ser después que la persona que recibe los mensajes muere), como precaución. ¿Qué pasaría si después de dar la aprobación los mensajes cambiaran y comenzaran a predicar errores?

Si me preguntas qué creer sobre las revelaciones modernas, todo lo que puedo decirte es lo que para mí tiene sentido. Mi respuesta proviene de más de 40 años de observación, oración, estudio y confianza en el Espíritu Santo para que corrija mi entendimiento imperfecto, defectuoso y limitado. He estado pensando en esto desde que escuché por primera vez de niña, de una denominación protestante, que un grupo de iglesia estaba esperando, en una montaña, la Segunda Venida de Cristo, de lo cual estaban convencidos que estaba a punto de ocurrir.

En mi relación personal con Cristo, he adoptado la política de desconfiar de cualquier “mensaje” que esté lleno de condenación, pesimismo y advertencias sobre castigos por los pecados de la sociedad. El Jesús que camina conmigo todos los días se enfoca, mucho más, en construir lo que es bueno, incluso en los pecadores no arrepentidos, igual que lo hizo 2.000 años atrás. Él Invita al arrepentimiento a través de la compasión y de alcanzar a los pecadores con amor, sanación y enseñanzas acerca de cómo vivir una vida santa. Las únicas palabras duras que pronunció, fueron contra los fariseos que no querían aprender y no dijo más que unas pocas palabras en esa línea. Más personas se convierten por palabras de aliento que por amenazas de castigos.

Es la mentalidad de la época del Concilio Vaticano I la que trata de llevar a las personas al cielo amenazándolas con el infierno. En la época del Vaticano II, estamos pagando el alto precio de ese método de amenazas, ya que varias personas jóvenes están alejados de la Iglesia. La mayoría de los católicos mayores, que nacieron y crecieron en la fe católica, no comprenden la evangelización. La mayoría de las parroquias y sus programas de educación religiosa fracasan al tratar de llegar o atraer a los alejados, de regreso a la iglesia.

Muchos de los que deberían estar evangelizando a los católicos inactivos y a los que no están en la iglesia, siguen viviendo en la vieja actitud de: “No debemos hacer nada, excepto advertirles que es un pecado mortal faltar a Misa y que se irán al infierno si no regresan. O vuelven gracias a esto, o la Iglesia está mejor sin ellos.”

Cuando las revelaciones privadas suenan más como amenazas que como evangelización, tiendo a sospechar que sus orígenes son más humanos que divinos.

Considera los factores psicológicos que podrían dar lugar a los mensajes de condenación y pesimismo “provenientes de Jesús”: hay cierta cantidad de consuelo en ellos. Muchas personas están tan frustradas con los males de la sociedad, que quisieran que Jesús regresara muy pronto y castigara a los malhechores. Inconscientemente, los mensajes de Jesús o María advirtiendo sobre castigos, podrían ser un deseo de venganza y/o de protección personal.

Si me preguntas si yo creo que la Segunda Venida de Jesús va a ocurrir pronto, yo contestaría: “No, no lo creo, pero debemos ayudar al mundo a prepararse como si fuera a suceder mañana. Todos debemos evangelizar con mucho esfuerzo para que no se nos reclame haber perdido ningún alma.” Las personas han estado seguras que la Segunda Venida iría a suceder pronto, desde hace 2.000 años. Jesús dijo que sólo el Padre sabe la verdadera hora y cualquiera que pretenda que le ha sido revelada está, probablemente, equivocada porque el Padre no lo ha revelado, ni siquiera a su propio Hijo.

Después de leer lo que el Catecismo dice sobre el tema creo que antes que suceda la Segunda Venida, el Cuerpo de Cristo sobre la tierra (es decir, la comunidad de cristianos que son sus manos, pies y voz) primero debe cumplir la misión que Jesús le dio el día de su Ascensión al cielo. Nosotros, que somos ahora el Cuerpo de Cristo sobre la tierra, debemos estar mucho más activos en la evangelización, cumpliendo el ministerio que Jesús comenzó hace 2.000 años, convirtiendo al mundo de la forma en que él lo hizo, sufriendo la persecución que esto conlleva y siendo crucificados por nuestro amor a los pecadores.

Estamos mucho más cerca de completar esta misión, más que en cualquier otro tiempo de nuestra historia, gracias a las comunicaciones de internet y al nuevo florecimiento de la evangelización que comenzó el Papa San Juan Pablo el Grande. Para avanzar, como cuerpo, debemos unirnos amando a los pecadores, llegando hasta ellos en lugar de odiarlos y deseando que Jesús se apure y los castigue.

Sospecho que cuando el Cuerpo de Cristo, en su totalidad, sea crucificado y resucitado, nuestra ascensión ocurrirá en el momento de la Segunda Venida de Cristo, cuando su Cuerpo terrenal es glorificado.

Antes que esto suceda, el Cuerpo de Cristo quebrado y dividido, debe ser sanado y unificado. Leemos, una y otra vez, en el libro de los Hechos de los Apóstoles que muchas personas se convirtieron por el amor que vieron en la comunidad cristiana. Creo que el signo que debemos buscar sobre la Segunda Venida, no es el mal que existe en el mundo, ni la aparición de Jesús descendiendo del cielo, sino el crecimiento de la unidad entre católicos y protestantes y el alcance mundial del amor, que surgirá de esa unidad.

Entonces, la evangelización será tan efectiva que el número de almas que sean salvadas será mucho más agradable para Dios. El mal será derrotado por el amor. ¿No es, acaso, una forma más al estilo de Cristo que lo que muchas revelaciones privadas están advirtiendo que sucederá? ¿No es esto más al estilo de Cristo, que hacer que los malhechores paguen por sus pecados, mediante desastres y la venida del anti-Cristo, como lo describen muchas de las advertencias de las revelaciones privadas?

Lee también”¿Son los Desastres Naturales Verdaderos Castigos?

© 2007 por Terry A. Modica


Por favor, comparte esta página con otros; utiliza los Íconos para compartir al tope de esta página.
Propiedad de Good News Ministries. Impreso para usuario único, uso personal exclusivo. Se requiere permiso para su distribución. Impreso de: http://www.gnm-es.org/preguntas-frecuentes/segunda-venida-revelaciones/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2019
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries gnm.org

Good News Ministries de Tampa Bay es un ministerio católico de formación de la fe adulta y evangelización en la Diócesis de St. Petersburg en Florida. Ofrecemos eventos en idioma inglés tales como seminarios, retiros, cursos y misiones parroquiales y las traducimos al castellano cuando es posible. Nuestros oradores para la educación católica de adultos se especializan en la enseñanza de documentos de la Iglesia, estudios bíblicos, la Vocación al Matrimonio y la oración. Nuestros servicios incluyen las Reflexiones de las Buenas Nuevas diarias sobre las lecturas de la Misa Católica, artículos online ("PalabrasVivas") sobre la Fe Católica y mucho más. Como una organización caritativa sin fines de lucro, GNM no cobra ninguna tarifa pero acepta donaciones para continuar su ministerio. Catholic Digital Resources es una compañía editora de Terry Modica donde todo lo que es gratis para el uso individual en este sitio, puede estar disponible para distribución pública; el sitio está en inglés pero todo lo que está a la venta, está o puede estar disponible en castellano. Good News Ministries de Tampa Bay, Inc., es una agencia de oportunidades igualitaria, nunca discriminamos en base a edad, etnia, género, nacionalidad, discapacidad, raza, talla, religión, orientación sexual o entorno socioeconómico, más allá de lo que permite la ley.